Vete y haz tú lo mismo

Lunes 8 de Octubre de 2018

Lecturas del dia: Gálatas 1:6-12

Salmo 111:1-2, 7-10

Evangelio segùn San Lucas 10:25-37

25Se levantó un legista, y dijo para ponerle a prueba: «Maestro, ¿que he de hacer para tener en herencia vida eterna?»26El le dijo: «¿Qué está escrito en la Ley? ¿Cómo lees?»27Respondió: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.»28Díjole entonces: «Bien has respondido. Haz eso y vivirás.»29Pero él, queriendo justificarse, dijo a Jesús: «Y ¿quién es mi prójimo?»30Jesús respondió: «Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, que, después de despojarle y golpearle, se fueron dejándole medio muerto.31Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo.32De igual modo, un levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo.33Pero un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verle tuvo compasión;34y, acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él.35Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo: “Cuida de él y, si gastas algo más, te lo pagaré cuando vuelva.”36¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores?»37El dijo: «El que practicó la misericordia con él.» Díjole Jesús: «Vete y haz tú lo mismo.» Palabra de Dios.

samaritan

Reflexión desde el pueblo laico.

Parábola del Buen Samaritano, llamado a la Misericordia. Primero, recordemos que para el pueblo Judio los Samaritanos no eran bien vistos y recordar la cantidad de preceptos que cargaba el pueblo de Israel que los limitaba en las acciones. Partiendo de allí medito que El Maestro resalta a un foráneo en la parábola, y que para el Mandamiento de Dios no existe una selectividad sobre a quien amar ni tampoco un limite de acciones para amar al prójimo.

No confundamos la Misericordia con lastima, tengamos claro estos conceptos, La Misericordia viene de la voluntad de atender y ser solidario con quien sufre, lastima es un sentimiento mas no impulsa una acción, es pasajero.

Nuestra Madre Iglesia nos incentiva siempre realizar actos de Misericordia, recordemos que en medio de la misericordia somos Cristo en el mundo, hago mención de los distintos actos de misericordia que podemos hacer, no hay una medida sobre cuanto dar y queda en nosotros:

Obras de misericordia espirituales

  • Enseñar al que no sabe.
  • Corregir al que se equivoca
  • Dar buen consejo al que lo necesita
  • Perdonar las injurias.
  • Consolar al triste.
  • Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
  • Rogar a Dios por los vivos y difuntos.

Obras de misericordia corporales

  • Visitar y cuidar a los enfermos.
  • Dar de comer al hambriento.
  • Dar de beber al sediento.
  • Dar posada al peregrino.
  • Vestir al desnudo.
  • Visitar a los presos.
  • Enterrar a los difuntos

Pidamos a nuestro Dios Padre por medio de los actos de misericordia descubramos el amor autentico que nos propone nuestro Señor Jesucristo en el  Evangelio.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: