Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá

Viernes 2 de Noviembre de 2018

Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos

IMG_8230

Primera Lectura Sabiduría 3:1-9

Salmo 27:1, 4, 7-9, 13-14

Segunda Lectura Romanos 5:5-11

Evangelio segun San Juan 11:17-27

Cuando llegó Jesús, se encontró con que Lázaro llevaba ya cuatro días en el sepulcro. Betania estaba cerca de Jerusalén como a unos quince estadios, y muchos judíos habían venido a casa de Marta y María para consolarlas por su hermano. Cuando Marta supo que había venido Jesús, le salió al encuentro, mientras María permanecía en casa. Dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano. Pero aun ahora yo sé que cuanto pidas a Dios, Dios te lo concederá.» Le dice Jesús: «Tu hermano resucitará.» Le respondió Marta: «Ya sé que resucitará en la resurrección, el último día.» Jesús le respondió: «Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?» Le dice ella: «Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo.» Palabra del Señor. Gloria a Ti Señor Jesus
Desde la tribuna del laico.
Hoy conmemoramos el Día de los Fieles Difuntos, recordamos a nuestros seres queridos que partieron de esta vida terrenal. La muerte por supuesto es un tema sensible, no podemos escapar que es una realidad porque es una etapa mas de nuestra vida, un paso a la verdadera vida, mas seguirá siendo un tema difícil.
Hoy es un día para hacer memoria de quienes ya han partido, pero también es un dia de reflexión y enderezar nuestro camino, si realmente llevamos a Dios en nuestra vida o lo tenemos como un accesorio y ver que tanto amor hemos dado a nuestros hermanos. Para los que estamos bautizados, podemos sentarnos a revisar y ver que necesitamos para acercarnos mas a Dios.
Es una revisión personal de ver dentro lo que hace nos falta y pedirle a Dios que nos de la gracia necesaria para alcanzar ese propósito en este tiempo presente.
Santa Teresa de Calcuta tiene una frase que nos puede dar una luz para entrar en reflexión:
En el momento de la muerte, no se nos juzgará por la cantidad de trabajo que hayamos hecho, sino por el peso de amor que hayamos puesto en nuestro trabajo”

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: