Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Domingo 4 de Noviembre de 2018

XXXI Domingo Ordinario

IMG_8259

Primera Lectura Deuteronomio 6:2-6

Salmo Responsorial Salmo 18:2-4, 47, 51

Segunda Lectura Hebreos 7:23-28

Evangelio segun San Marcos 12:28-34

Acercóse uno de los escribas que les había oído y, viendo que les había respondido muy bien, le preguntó: «¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?» Jesús le contestó: «El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos.» Le dijo el escriba: «Muy bien, Maestro; tienes razón al decir que El es único y que no hay otro fuera de El, y amarle con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a si mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios.» Y Jesús, viendo que le había contestado con sensatez, le dijo: «No estás lejos del Reino de Dios.» Y nadie más se atrevía ya a hacerle preguntas.
Pensamiento de un  laico.
Hoy al inicio de Misa Dominical,  el Sacerdote mencionaba una frase que empezaba a dar vueltas en mi cabeza y era “seremos medidos al final de nuestra vida por el amor que hayamos dado”, por supuesto que con eso ya tendríamos una larga tarea que meditar,es bueno hacernos este tipo de preguntas si realmente hemos amado, si nos hemos dado la tarea de perdonar o darle fin a una diferencia que hemos tenido con alguien, si actuamos con la misma misericordia que Dios nos tiene.
Me recuerda mucho a una frase que escuchaba del Papa Francisco en su visita a Colombia en el 2017 cuando dijo “Demos el primer paso”; quien ama siempre da el primer paso al encuentro. No teme de salir de si y mirar al otro con dignidad, saber que el otro vale tanto como el. En muchas situaciones por supuesto dar el primer paso siempre causa dolor sean causas muy particulares, pero es una señal de madurez cuando rompemos el confort y   la idea del solo recibir.
Comparto la siguiente linea del Papa Francisco en su visita a México en el año 2016:
Creo que es lo que el Espíritu Santo siempre quiere hacer en medio nuestro: echarnos ganas, regalarnos motivos para seguir apostando a la familia, soñando, construyendo una vida que tenga sabor a hogar y a familia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: