Dichoso aquel que participe en el banquete del Reino de Dios

Martes 6 de Noviembre

karl-fredrickson-27507-unsplash

LECTURA DEL DÍA

Flp 2, 5-11

Hermanos:
Tengan los mismos sentimientos
que tuvo Cristo Jesús,
el cual, siendo Dios,
no consideró que debía aferrarse
a las prerrogativas de su condición divina,
sino que, por el contrario, se anonadó a sí mismo
tomando la condición de siervo,
y se hizo semejante a los hombres.
Así, hecho uno de ellos, se humilló a sí mismo
y por obediencia aceptó incluso la muerte,
y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas
y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre,
para que al nombre de Jesús, todos doblen la rodilla
en el cielo, en la tierra y en los abismos,
y todos reconozcan públicamente que Jesucristo es el Señor,
para gloria de Dios Padre.

EVANGELIO DEL DÍA

Lc 14, 15-24

En aquel tiempo, uno de los que estaban sentados a la mesa con Jesús le dijo: “Dichoso aquel que participe en el banquete del Reino de Dios”.

Entonces Jesús le dijo: “Un hombre preparó un gran banquete y convidó a muchas personas. Cuando llegó la hora del banquete, mandó un criado suyo a avisarles a los invitados que vinieran, porque ya todo estaba listo. Pero todos, sin excepción, comenzaron a disculparse. Uno le dijo: ‘Compré un terreno y necesito ir a verlo; te ruego que me disculpes’. Otro le dijo: ‘Compré cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas; te ruego que me disculpes’. Y otro más le dijo: ‘Acabo de casarme y por eso no puedo ir’.

Volvió el criado y le contó todo al amo. Entonces el señor se enojó y le dijo al criado: ‘Sal corriendo a las plazas y a las calles de la ciudad y trae a mi casa a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos’.

Cuando regresó el criado, le dijo: ‘Señor, hice lo que me ordenaste, y todavía hay lugar’. Entonces el amo respondió: ‘Sal a los caminos y a las veredas; insísteles a todos para que vengan y se llene mi casa. Yo les aseguro que ninguno de los primeros invitados participará de mi banquete’ “. Palabra del Señor,Gloria a Ti Señor Jesús.

Reflexión del laico.

Lo que resalto de los pasajes de hoy es que Jesús es el Servidor y no sale como justiciero con un mazo juzgando a todos, ni haciendo filas dividiendo a los buenos y malos. El sale a la búsqueda de todos, pues claro que Dios quiere que todos lleguen al banquete, quiere la casa llena pues todos somos sus hijos y somos dignos de ser parte del Reino, Jesús reivindica la dignidad del ser humano.

Aceptar o no la invitación de Jesús como vemos es una elección libre, es algo personal.  Creo que esto ultimo es algo que se debe tener en cuenta, que no se debe atropellar la libertad de los hermanos, se debe respetar y no segregar ni caer en juicios.

Les dejo una frase de San Juan Bosco, un santo con muchos devotos en mi pequeña Panamá:

“Ser bueno no consiste en no cometer ninguna falta, sino en saber enmendarse.”

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: