Hazme justicia contra mi adversario

Sábado 17 de Noviembre

praying-in-difficulty-400x265

LECTURA DEL DÍA

3 Jn 5-8

Querido hermano: En todo lo que has hecho por los hermanos, y eso que son forasteros, te has portado como verdadero cristiano. Ellos han elogiado públicamente ante esta comunidad el amor con que los has tratado.

Harás bien en ayudarlos de una manera agradable a Dios con lo que necesitan para su viaje, pues ellos se han puesto en camino por Cristo, sin aceptar nada de los paganos. Debemos, pues, ayudar a esos hermanos nuestros, para que seamos colaboradores en la difusión de la verdad.

EVANGELIO DEL DÍA

Lc 18, 1-8

En aquel tiempo, para enseñar a sus discípulos la necesidad de orar siempre y sin desfallecer, Jesús les propuso esta parábola:

“En cierta ciudad había un juez que no temía a Dios ni respetaba a los hombres. Vivía en aquella misma ciudad una viuda que acudía a él con frecuencia para decirle: ‘Hazme justicia contra mi adversario’.

Por mucho tiempo, el juez no le hizo caso, pero después se dijo: ‘Aunque no temo a Dios ni respeto a los hombres, sin embargo, por la insistencia de esta viuda, voy a hacerle justicia para que no me siga molestando’ “.

Dicho esto, Jesús comentó: “Si así pensaba el juez injusto, ¿creen acaso que Dios no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, y que los hará esperar? Yo les digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿creen que encontrará fe sobre la tierra?” Palabra del Señor, Gloria a TI Señor Jesús.

Comentario Breve:

La oración, es algo que San Pablo en sus cartas siempre pedía los pueblos que Evangelizaba y también pide hoy la Iglesia: la oración sin cesar; es un espacio donde escuchamos a Dios y elevamos nuestra petición. Crear esos momentos personales con Dios es necesario como Cristianos tener la oración siempre presente todos los días.

Hay algo que recuerdo haber escuchado en una charla hace poco donde el expositor decía que Dios siempre responde a la oración pero responde de la siguiente forma: 90% nos dice “SI”: si miramos a nuestro alrededor y a nosotros gozamos de salud, tenemos familia, tenemos alguna vocación o trabajo que nos hace felices; 5% Dios nos dice que “aun no” y es porque el tiempo de El no es el mismo que el de nosotros, posiblemente quiere que aprendamos a ser mas pacientes; y el otro 5% dice “tengo algo mejor para ti” lo que muchas veces pedimos a veces no es lo mejor para nosotros simplemente porque no nos conviene y tiene algo mejor para nosotros.

Tengamos el animo de orar, a escucharlo y pedirle sin miedo.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: