Eso les servirá de testimonio

Viernes 11 de Enero 2019

1 Jn 5, 5-13

Queridos hijos: ¿Quién es el que vence al mundo? Sólo el que cree que Jesús es el Hijo de Dios. Jesucristo es el que vino por medio del agua y de la sangre; él vino, no sólo con agua, sino con agua y con sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio, porque el Espíritu es la verdad. Así pues, los testigos son tres: el Espíritu, el agua y la sangre. Y los tres están de acuerdo.

Si aceptamos el testimonio de los hombres, el testimonio de Dios vale mucho más y ese testimonio es el que Dios ha dado de su Hijo.

El que cree en el Hijo de Dios tiene en sí ese testimonio. El que no le cree a Dios, hace de él un mentiroso, porque no cree en el testimonio que Dios ha dado de su Hijo. Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado la vida eterna y esa vida está en su Hijo. Quien tiene al Hijo, tiene la vida; quien no tiene al Hijo, no tiene la vida.

A ustedes, los que creen en el nombre del Hijo de Dios, les he escrito estas cosas para que sepan que tienen la vida eterna.

EVANGELIO DEL DÍA

Evangelio según Lucas
Lc 5, 12-16

En aquel tiempo, estando Jesús en un poblado, llegó un leproso, y al ver a Jesús, se postró rostro en tierra, diciendo: “Señor, si quieres, puedes curarme”. Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Quiero. Queda limpio”. Y al momento desapareció la lepra. Entonces Jesús le ordenó que no lo dijera a nadie y añadió: “Ve, preséntate al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que Moisés prescribió. Eso les servirá de testimonio”.

Y su fama se extendía más y más. Las muchedumbres acudían a oírlo y a ser curados de sus enfermedades. Pero Jesús se retiraba a lugares solitarios para orar.

Comentarios: Recordemos que el Evangelio fue compilado por personas quienes vieron y fueron testigos de la vida publica de Jesús. Solo imaginemos cuantas sanaciones y milagros hizo Jesús que no lograron ser colocados en el Evangelio, hoy día sigue haciendo milagros en millones de personas en el mundo. Yo veo como personas acuden al suicidio como salida. Pero el único que realmente puede sanar y salvar un alma abatida por el mundo y por el pecado es Dios por medio de Jesucristo. Hay testimonios de hombres que regresaron a su hogar para salvar a su familia gracia a El, personas que dejaron su prometedora carrera para seguir al Maestro, situaciones que el mundo daba por perdido , personas que han sido heridas que han logrado perdonar y seguir adelante porque decidieron amar renunciando a la venganza. El Evangelio nos habla de un testimonio que también nosotros podemos ser si nos dejamos transformar por El.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: