Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido Lc 15, 3-7

Sagrado Corazón de Jesús, El va en nuestro camino de conversión es un camino para toda la vida.

Evangelio Segun San Lucas 15, 3-7.

Imagínense: tu hijo perdido en un almacén, tu desesperado porque no lo encuentras corres de lado a lado por todo el almacén y cuando buscas esta en su lugar favorito: área de los juguetes. Que alegría sientes cuando lo encuentras, pues se te había perdido.

Así nuestro Padre también debe sentir esa alegría cuando nos encontramos con El, cada uno de nosotros este mundo es importante para El. Incluso para quienes han pensado que Dios se ha olvidado de alguien, El pacientemente espera por cada uno de nosotros, El no fuerza a nadie a seguirlo. Su Hijo es aquel buen pastor que siempre sale a ese encuentro para que conozcamos el verdadero amor que el Padre nos quiere dar.

Hoy recordemos que Dios no se olvida de ninguno de nosotros. El no se olvida de nosotros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: