“¡Te seguiré adonde vayas!”San Lucas 9,57-62.

Vivir desprendido sin dejar de ver lo importante.

En el mundo de las Sagradas Escrituras, el Evangelio siempre tiene su forma de interpretar, pues siempre Jesus nos habla y nos quiere decir algo hoy. Hoy en tiempos de Pandemia y COVID19, si miramos atrás apenas unos meses haciamos nuestra vida muy tranquilos: trabajamos, nos relacionábamos, haciamos uno que otro pasatiempo, o cualquier cosa que era necesario en nuestra rutina. Hoy con la pandemia nos ha tocado desprendernos de muchas cosas que solíamos pensar que eran necesarias.

Nos toca hoy aprender que es lo indispensable y que no lo es, desprendernos de los bienes y vivir una vida prestando atención y estando presente en las necesidades. Hay muchas necesidades dentro de la comunidad y del hogar y la familia que necesitan ser atendidas, es alli la actitud del Cristiano,

Jesus nos invita a vivir mirando hacia delante, desprendidos y atentos. Pidamos al Padre que nos de la sabiduría para poder reflexionar y saber quienes necesitan de nuestra actitud desprendida.

El Cristianismo Construye, no derrumba

El Cristiano esta compremetido siempre a construir una sociedad mejor.

Recientes hechos como la pandemia, hechos politicos, sociales mas notorios, me han puesto a meditar si el Cristiano esta dispuesto a ser parte de la constante construcción de un mundo mejor en todos los sentidos, me atrevo a decir que si.

El Cristiano que comprende y debe tener la tarea de que su misión inicia aqui y nunca termina y nuestra misión siempre sera construir, tener siempre la mira como proposito construir.

Construir en beneficio de que podamos vivir mejor, vivir en una vida digna. Lejos de la indiferencia sino mas bien estar en contacto con los pies en un mundo que requiere estar mas alejado de ideologías o modelos económicos que dejan atrás sectores de la sociedad.

No vinimos a este mundo especificamente a trabajar, sino mas bien a construir. Tenemos que trabajar pero no es el proposito de nuestra vida, sino mas bien debe ser una camino o motor para llegar a la meta como Cristiano, podemos construir desde nuestro oficio o carrera como Cristiano, por supuesto siempre utilizando nuestra conciencia donde nacen nuestras acciones.

Espero que podamos compartir pronto, leerlos y sugerir lecturas para analizar y estudiar.

Gracias por su tiempo en leerme!

Los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos. Mateo 20,1-16

Entender quien es El que nos habla en esta Parabola.

Jesus siempre hablaba en parabolas, era una manera de que pudiera entenderse, los maestros y doctores en aquel tiempo tambien hablaban en Parábolas, pues era la mejor forma de transmitir alguna enseñanza. Pero Jesus en su lenguaje mostraba la importancia y la prioridad que tenia su misión, pues no había tiempo para palabras bien adornadas, sino entender el significado de su Evangelio y hacia donde apuntaba.

Mateo como sabemos, era de origen Judio y escribia tambien en un lenguaje que la comunidad Judía entendiera, pues vemos las similitudes y diferencias por ejemplo Lucas y Mateo en algunas parabolas.

En este Evangelio hoy Dominical, siempre recuerdo que nunca es tarde para acercarse a conocerlo para desprendernos de nuestra cotidianidad y vivir una nueva vida, una vida basada en la Verdad que DIos nos ha revelado en Cristo.

Nunca estar para saber que El esta alli, pero tampoco nos demos de oportunistas de dejarlo para luego, sino mas bien atreverse que en el momento que seamos llamado hacer el bien, saber que es El Hijo del Dueño quien te pide que hagas algo.

Recordemos que el cristiano vive de la acción, y por donde vaya siempre va haciendo el bien. No ese bien escondido en la debilidad, sino mas bien el bien que va con la verdad, buscando la justicia y viviendo con valentía.

Aquel denario tambien lo podemos recibir, Atrevamonos a trabajar en la viña