No podemos adorar a dos Señores

Ni el dinero debe interponerse en nuestra búsqueda de lo mas esencial.

Hace unos dias recordaba casos de corrupción muy polémicos a nivel mundial, todos tienen un comun denominador: el dinero es el fin y el único propósito. En este breve espacio no voy a reducir mi reflexion a un tema de si un sistema o economía es mejor que otra. Sino mas bien como individuos, preguntarnos si el dinero es nuestro ultimo propósito de vida Cristiana.

Con el dinero hacemos transacciones y es necesario para cubrir necesidades. Pero que sucede cuando ese misma búsqueda sobrepasa nuestro ser y ya no es un problema de que haga falta sino un problema de querer mas; recordemos que tenemos un alma y asi como incansable que es querremos siempre buscar mucho mas. Y es alli cuando tenemos que estar conscientes si en esa búsqueda estamos cruzando hacia un mal moral que puede perjudicar a otros o a nosotros mismos.

Jesus en el Evangelio de San Mateo capitulo 6 versículo 24, nos recuerda esto. No podemos concentrarnos solamente en el dinero y la búsqueda del placer pues si bien es cierto nos llevara siempre a buscar siempre placeres mayores que nos llevara al final a nuestra destrucción.

Somos fragiles y todos somos susceptibles a caer en esa tentación de perseguir lo que mejor nos parezca o lo que puede darnos placer materialmente y es aqui donde la voluntad de mirar hacia lo que realmente nos sirve como bueno y no nos perjudique puede existir una linea.

No somos de piedra, pero podemos ejercitar y aunque caigamos. Vayamos ejercitando la conciencia de que muchas veces la búsqueda insaciable de la riqueza como el dinero es pasajero y lo que nos ofrece Nuestro Padre es eterna.

Hagamos siempre un esfuerzo en mejorar poco a poco!

Angeles, nuestros guardianes.

Hoy recordamos los Angeles, nuestra Iglesia hoy nos recuerda que estan alli siempre librando la batalla espiritual.

Lecturas para hoy Daniel 7,9-10.13-14. y el Evangelio segun San Juan 1,47-51

En ocasiones cuando nos hablan de los ángeles podemos imaginarnos seres alados, con espadas, escudos y cierta apariencia física. Claro a lo largo de la historia han sido ilustrados . Pero en realidad, no tenemos una descripción física. Recordemos que la Biblia menciona de los Angeles y el mismo Jesus tambien nos los menciona en el Evangelio de hoy, pero recordemos en el contexto de la historia que las descripciones físicas no eran en aquel entonces retratadas en escritos, pero esto no significa su inexistencia, nuestra Iglesia da Fe de su existencia.

Los Angeles recordemos que son mensajeros y servidores De Dios, recordando en su etimología es el origen de su palabra en el idioma griego y latin de la palabra “Angelus”. Y siempre han estado envueltos en la historia de Salvacion del Hombre. Si Dios los ha puesto es porque quiero lo bueno para sus hijos.

Se menciona del Angel caído o ángeles malos: La Iglesia tambien confirma su existencia porque el mal esta presente en el mundo, y esto es debido a nuestro libre albedrío asi como nosotros lo tenemos los ángeles tambien que decidieron darle la espalda a Dios Padre.

Pidamos a nuestro Señor Padre que nos proteja por medios de sus arcángeles en el dia de hoy.

“Allá me verán”

Evangelio según San Mateo 28, 8-15

Para leer el Evangelio haz clic aqui.

Luego de vivir una Semana Santa por segunda vez de una manera virtual, recordamos siempre la Pascua como un momento de salida, es un momento nuevo que nos puede servir para dar un paso a hacer todo nuevo.

Pensando en el Evangelio, no puedo dejar de pensar en la mala accion de aquellos lideres del pueblo que a toda costa querían ocultar la verdad, por lo que nosotros sabemos hasta hoy: su mal intención de ocultarlo ha sido un fracaso ya luego de dos milenios Jesus sigue resucitado entre nosotros y su verdad sigue siendo fuente de cambios para nosotros.

La verdad no puede ser oculta, ni el silencio ni la corrupción podrá prevalecer ante la verdad, ante la injusticia como vimos en el Evangelio, aquellos querían mentir sobre Jesus. Pero El siempre saldrá a la luz porque todo lo que viene de El, nace de la verdad.